La importancia de leer los grandes cláscicos de la literatura

La lectura siempre ha sido una actividad de aprendizaje para todas las edades. Desde muy pequeños nos invitan a leer una serie de líneas para que nos vayamos haciendo con las palabras y esto es precisamente lo que tiempo después, nos ayuda a despertar la pasión por el saber, introducirnos en pequeñas historias que únicamente se conocen en los libros y muchos otros detalles que sin duda merecerán la pena de cara a nuestra vida diaria.

En este artículo queremos hacer un pequeño repaso por la importancia de leer grandes clásicos de la literatura y es que, a pesar de que haya algunos libros contemporáneos que nos gusten mucho más es bueno que revisemos las lecturas que han llevado en la mayoría de los casos a que otros escritores que hoy leemos tengan en sus filas tus títulos favoritos. ¿Te gustaría conocer las ventajas de leer ediciones más antiguas?

¿Cuáles son los clásicos de la literatura más recomendados del momento?

Desde que entrásemos en la secundaria, la lectura comenzó a formar parte de nuestras vidas de una manera única y consiguiendo que muchos de nosotros nos interesásemos por otras formas de pensamiento. A pesar de que a esa edad hay ejemplos que resultan muy “pesados” y que no gustan para la dinámica de pensamiento y desarrollo que tenemos, lo cierto es que con el tiempo nos damos cuenta de la necesidad que esto supuso para lo que hoy somos.

La Celestina“, “El Principito“, “El Árbol de la Ciencia“, “Lazarillo de Tormes” o “El Quijote” son algunos de los títulos que más suenan cuando giramos la vista atrás y pensamos en clásicos que en algún momento debieron de estar en nuestra mesilla de noche o en la línea del escritorio dónde trabajamos. Con estos libros se aprende la esencia de lo que es en base la literatura española desde su creación en cambio, sabemos que hay muchas personas que tienen quejas con respecto a ellos o que sencillamente no los creen necesarios.

Los profesores de escuela son los primeros que confirman la necesidad de acercarnos un poco más hacia este tipo de lectura y sacar de ellos el máximo partido posible. En ocasiones nos hemos encontrado con personas ya de edad adulta que vuelve a perderse en estos repasos gracias a lo que una vez le supuso o que sencillamente no consiguió hacerse con lo que quería decir en su momento. La esencia de la historia siempre se mantiene así que, en el instante en que queramos disfrutar de nuevo de las líneas, podremos perfectamente hacerlo.

Pío Baroja o Cervantes siempre han gustado no solo por las ediciones que nos hacen leer en los años de colegio sino porque además también cuentan con numerosas obras que merece la pena tener en cuenta. En el caso de Baroja “La Casa de Aizgorri“, “El Mayorazgo Labraz” o “Zalacaín el aventurero” son los títulos que forman parte de la triología “Tierra Vasca” que hoy tiene un gran renombre dentro del mundo de las letras clásicas.

Miguel de Cervantes por su parte, es uno de los grandes ídolos del teatro clásico y no solo por la obra que más se le caracteriza sino también por otros títulos como “La Galatea“, “Novelas Ejemplares” o “Viaje al Parnaso” tres historias que merece la pena leer y que puedes encontrar en cualquier librería de segunda mano que haya en tu ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *